Necesito motivacion y odio la monotonia

La vida hace que te muevas por cosas que te motivan. Una gran parte del día la pasamos trabajando o pensando en proyectos y metas profesionales. Por lo tanto, tu trabajo debe motivarte en algún aspecto. No me veo trabajando en algo que realmente no llene mi mundo. Pero esta motivación va de la mano con muchos otros aspectos. Entre ellos el dinero que uno recibe a cambio de hacer algo que te gusta. Si haces lo que te gusta, puedes escalar posiciones, aprender, surgir y además te pagan bien, es ideal.

Sigue leyendo

Anuncios

Día de la madre

Como muchas otras fechas memorables o días desvirtuados por la publicidad, el día de la dia de la mujermadre es uno de ellos. El día de la madre es un lindo momento donde los más pequeños les hacen recuerdos a la mamá en el jardin, alguna presentación linda, un desayuno o algún gesto lindo. Pero, la contraparte de esto es la locura por las compras!. Los maridos e hijos se vuelven locos comprando las mejores promociones que ofrecen las grandes tiendas.

Sigue leyendo

Un dia puede determinar el resto de tu vida

One Day, una película que vale la pena ver, vale la pena pensar y vale la pena recomendar.

Miedo a las bicicletas

Hoy, como todos los días, salí en auto al trabajo. Siete de la mañana, todavía oscuro afuera y yo escuchando música me iba camino al centro de la ciudad. Claro a esa hora no anda nadie, así que en realidad es bien aburrido y monótono el camino.

Hasta que en una intersección me encontré una niña en bicicleta. Susto!, la toqué con la parte delantera del auto y casi me muero del susto. A la niña menos mal que no le pasó nada, pero me paré apenas la niña se detuvo y le pregunté como estaba. La niña lloraba y gritaba, pobrecita estaba asustadísima.

Finalmente la niña no tuvo lesiones, estaba muy asustada eso si, le pedí disculpas mil veces porque realmente no la vi y venía sin luces por al medio de la calle. Vino la policia y como no habían lesiones no había nada que hacer. 

Soy ciclista, peatona y automovilista y me pongo en el caso de todos. Porfavor hay que tener cuidado y yo tendré mil veces más cuidado aún, no quiero que pase algo que pueda ser realmente peligroso. Especialmente en la ciudad donde vivo que el 90% de los automovilistas, ciclistas y peatones son horriblemente imprudentes.

Imagen

 

Hombres que siguen pensando que somos inferiores

Aunque parezca insólito hay hombres que siguen siendo que las mujeres son un objeto bonito que sirven para adornar. Lamentablemente y a pesar de todos los cambios que se han intentando hacer en esta sociedad, existen profesionales que continuamente dicen no ser machistas y creen que todas las mujeres deberían ser secretarias para poder presentarlas como un chiche a los clientes de la empresa.

El nivel de independencia que tiene la mujer actualmente y el desarrollo intelectual y social que poco a poco se ha ido ganando demuestra que a pesar de estos seres humanos, las mujeres están en otra etapa de sus vidas. Tenemos sueños y sabemos que vamos a lograrlos. Parece un barato discurso feminista pero en cierto modo es una realidad que poco a poco está haciendo efecto en la mentalidad de hombre. Los hombres ya sienten que las mujeres no dependen de ellos, no dependen de nadie. Ahora quieren ser alguien en la vida.

Pero también, como en todas las cosas, está el exceso de poder. Mujeres que llegan a ser tan independientes y autoreferentes que no les importa nada más. Deciden no tener hijos, no tener esposo y dedicarse a su desarrollo personal y profesional. Aunque a las mujeres les toca duro en esta sociedad machista e individualista, hay que llegar a un término medio. No porque decidas quedarte en la casa cuidando a tus hijos eres inferior a los hombres. No porque demuestras debilidad en algunas situaciones eres realmente más debil que ellos.

Los hombres machistas, arribistas y que están solos por lo mismo dicen que es peor contratar una mujer porque se quebran una uña y piden licencia. Además se embarazan. Insólito que nos ataquen de esa forma. Que porque la biología vio más propenso el cuerpo de una mujer para desarrollar una vida eso a la larga nos perjudique. La mujer tiene que estar luchando permanentemente con ser una super mujer. Pero no vale la pena serlo. Tendremos que llegar a una etapa, espero que pronto, en la que no haya que demostrar que eres la mejor cocinera, mamá, amante y persona. Todos tenemos nuestras fortalezas y debilidades. No hay que andarle demostrando nada a nadie, la vida así pierde el sentido.

Los hombres se sienten un poco decepcionados de que actualmente no son los proveedores, no dependen de ellos, no los necesitan. Ahora las mujeres buscan lo que quieren y no se desesperan por tener a un hombre a su lado. Es difícil la mezcla hombre-mujer. Hay tantas formas diferentes de pensar, las prioridades están en diferente orden, pero existimos para convivir en este mundo y tendremos que aceptar estar juntos en la sociedad. Pero mientras sigan existiendo estos hombres que nos culpan por ser mujeres, va a costar un poco más tener una reconciliación de géneros.

Marley and me

Parece ser sólo una película sobre un perro y lo difícil que es sobrellevarlo. Una pareja protagonizada por Owen Wilson y Jennifer Aniston, John y Jenny, ambos periodistas, deciden comprar un perro. Después de casarse e irse a vivir a una casa juntos, John decide que hay que seguir adelante en una nueva etapa de sus vidas, es por eso que le regala un perro a su esposa. Se veía como un perro tranquilo y tierno al momento de adquirirlo pero después se dan cuenta de que es un perro muy enérgico y desastroso.

John decide ponerle al perro Marley en honor a Bob Marley, músico al que iban escuchando en el auto cuando fue a buscar al nuevo integrante de la familia. Al llegar a esta nueva ciudad costera ambos comienzan a trabajar en medios de prensa escritos, ambos como reporteros. Más tarde a John le piden que escriba columnas, lo cual no es de su mayor gusto, pero termina resultándole agradable ya que escribe sobre sus experiencias y sobre Marley.

Jenny al momento de casarse con John le cuenta que ella tiene los planes muy claros para el futuro, en una lista que debe irse cumpliendo paso a paso en orden. Luego de cumplir alguno de los pasos el próximo es, tener un hijo. John estaba un poco asustado al principio porque su amigo Sebastián, también periodista del mismo periódico, le hacía temer el formar una familia.

Después de un intento fallido logran tener un hijo, lo cual les hace cambiar la vida. Es ahí donde se ve la otra parte de la historia de la película. Parece ser una simple historia de un perro, muy liviana, pero va más allá. Marley y yo intenta mostrar todas las vicisitudes por las que le toca pasar a la gente al momento de formar una familia. Los problemas que ocurren en la pareja al momento de tener hijos, las complicaciones y desafíos.

Las parejas al momento de querer unirse piensan en sus retos personales y como pareja. Encontrar un buen trabajo y ser bueno en ello, vivir en un lugar que les guste y hacer cosas entretenidas como pareja. Al momento de tener hijos, todas tus responsabilidades y expectativas en la vida cambian y es difícil acostumbrarse a ello.

Mediante crisis de pareja, momentos angustiantes en los que sienten que ya no quieren estar juntos y no están seguros de las decisiones que tomaron, John y Jenny se dan cuenta que la felicidad va más allá de sus metas personales, ahora son sus hijos la primera prioridad y estar unidos como familia en todos los momentos.

Cada uno deja a un lado los egoísmos y piensan en ellos. Intentan dar lo mejor de sí mismos en la aventura más difícil que les toca vivir, tener una familia. Toda esta situación acompañada del integrante más odiado pero finalmente más amado de la familia, Marley.

Sentimientos como público

Esta película te hace mirar en tu vida para darte cuenta que quizás has pasado por las mismas situaciones que muestran en la historia. Eso es lo lindo y atractivo de Marley and me. Si has tenido hijos sabes por lo que se pasa y te das cuentas que también tuviste que renunciar y lo seguirás haciendo, a muchas cosas, por la felicidad de la familia. Cuando comenzaste una carrera o a trabajar tenías muchas metas como trabajar en ese lugar o vivir en ese otro lugar. Ahora con hijos tienes que buscar lo mejor para ellos, tienes que trabajar en un lugar que no te absorba tanto tiempo para poder estar con la familia, quieres lo mejor para ellos y ya no sólo para ti.

Lo mejor de la vida es cuando se dan esas oportunidades, aunque a veces sientes que el sacrificio es grande, la recompensa es mil veces mejor y te das cuenta que pasarías muchísimas veces más por lo mismo para sólo sentir la sensación que es tener hijos.

El perro cumple un rol secundario y le da el lado humorístico a la historia. Pero el real relato de trasfondo es muy fuerte y crudo. Es la realidad que te familiariza mucho con la historia. Si no tienes hijos, es más difícil sentir esa atracción a la película.